Protectores de Pantalla

¿Sabes todo el turismo que hace el móvil durante el día?... mochilas, bolsos, bolsillos, lanzamientos al sofá, salto al vacío desde la mesa, ¿te suena verdad? Además solemos acompañarlos de malas compañías, pues tenerlos junto a las llaves o monedas no les gusta mucho, que no se llevan bien vamos.

Si quieres mantener tu pantalla igual de guapa como el primer día ponle un protector de cristal templado. En nuestro catálogo vas a encontrar protectores específicos para los modelos de teléfonos y tablets actuales, también tienes a tu disposición protectores universales para modelos ya descatalogados o menos comunes.

Ten muy presente que todo lo que inviertas en protección del terminal lo recuperarás si algún día decides venderlo, ya que estará perfecto. Proteger a tu smartphone no es un gasto, es una inversión, y también es el mejor medicamento anticrisis nerviosa provocada por una rotura de tu terminal.

Filtros activos

En primer lugar, queremos dejar una idea clara, muy importante, aunque el cristal templado va a evitar un gran número de roturas de pantalla, si se instala sólo no puede cubrir la mayoría de golpes. Para que sea supereficaz ha de ir combinado con una funda, ya que la mayoría de los impactos son en los bordes, donde el protector no llega.

Funda + cristal templado = equipo invencible (a partir de caídas de un piso de altura o si la puerta del coche le da un apretón cariñoso no respondemos) ;)

Cuando empezamos nuestra actividad en el 2012 solo existía la posibilidad de proteger el móvil con un plástico adhesivo, este solo lo protegía de arañazos, y en un porcentaje muy reducido podía evitar una rotura de pantalla. A partir de 2015 y en muy poco tiempo la evolución de los protectores ha sido meteórica, más si cabe en el último año. Los fabricantes se has puesto las pilas para poder dar la mejor protección posible a los nuevos diseños de pantalla.

Resulta curioso que aquellos protectores finitos adhesivos eran los más difíciles de poner, siempre quedaba alguna motita de polvo, a no ser que se tuviera mucha maña y experiencia en su instalación. Además el ser flexibles dificultaba su manipulación, complicando el resultado final.

La primera evolución significativa tuvo lugar incrementando el grosor de los protectores, seguían siendo flexibles pero su resistencia era superior, aguantando así ya algún golpe.

Con la llegada de las pantallas curvas (el primer modelo con notable presencia en el mercado fue el Samsung S6 Edge), los fabricantes se vieron en la obligación no sólo de estudiar los materiales de los protectores para incrementar su resistencia, como había sido hasta el momento, si no que también habían de ajustarse a las nuevas formas de pantalla.

Desarrollaron así los protectores 3D, capaces de cubrir completamente la pantalla. Inicialmente sólo pegaban en los bordes, pero a los pocos meses ya estaban en el mercado protectores de cristal templado 3D que se adherían en la totalidad de la superficie, mejorando así su estética y durabilidad. Los primeros al no pegarse en el centro en ocasiones provocaban la aparición de un efecto agua en la pantalla, se veía sobre todo con la pantalla apagada, este efecto no perjudicaba a la protección pero la estética no era óptima. En cuanto a la durabilidad es obvio que un protector que pegue en el 100% de su superficie durará más que uno que pegue un 10-20% (solo los bordes).

Con los nuevos diseños de pantalla (reducción de marco, lcd hasta el borde) curiosamente los fabricantes han encontrado la solución volviendo a los protectores flexibles, en este caso de gel.

Los últimos protectores en llegar son los llamados UVA, una combinación de cristal y un adhesivo de gel OCA. El adhesivo se extiende uniformemente a la vez que se expone a luz UVA, quedando perfecto y sin dejar rastro el día que se quiera retirar. Eso sí, la instalación de estos protectores vuelve a ser más compleja.

Como curiosidad explicamos un dato que en ocasiones los fabricantes indican en el blister del protector. Se trata del grado de dureza según la escala de Mohs. La escala establece niveles de resistencia a rayaduras en base a distintos utensilios o materiales. Por ejemplo el nivel inferior (1H) es equivalente al talco que se raya fácilmente con la uña. El nivel intermedio (5H) equivale al apatito, se raya dificilmente con un cuchillo. Y finalmente el nivel superior (10H) equivale al diamante, que sólo se raya con el otro diamante.

Elige el protector para tu móvil y si puedes venir a nuestras tiendas físicas te lo ponemos sin coste adicional alguno. Si no, no te preocupes, para instalarlo lo principal es que esté muy limpia la pantalla y asegurarte que lo pones centrado (empleando como referencia el hueco del auricular, los bordes laterales del móvil). No es difícil, te lo aseguramos. Si tienes alguna duda contácta con nosotros y te ayudaremos a salvar el miedo escénico de poner tu primer protector.