Memoria Externa

Según el dicho más vale lápiz corto que memoria larga. Y así es, lo que sucede ahora es que en lugar de lápices utilizamos pendrives y tarjetas microSD. Estos dispositivos son como el bolso de Mary Poppins, puedes guardar de todo, películas, videos, fotos, documentos de todo tipo, y todo ello sin ocupar espacio en tu smartphone o tablet. Sólo tendrás que elegir lo grande que quieres el bolso... perdón, quiero decir la capacidad de la sd o pen (16, 32, 64, 128 gb).

Cuando empezamos a utilizar nuestro nuevo y flamante terminal pensamos que su memoria interna es infinita pero nada más lejos de la realidad, con el paso de los meses vamos guardando cosas y sin darnos cuenta cada vez va más lento, cuesta que se abran las aplicaciones, no podemos actualizarlo por falta de espacio... La ampliación de memoria con un dispositivo de memoria externa es la solución inmediata. Es cierto que no podremos pasarlo todo, pero sí los archivos multimedia y de otros tipo (pdf por ejemplo) consiguiendo así el espacio que necesitamos.

Además el tener los archivos en la microSD o un pen externo supone un plus de seguridad para no perderlos en caso de rotura del terminal, que se moje, etc. Pero adicionalmente te recomendamos, por ser fácil y gratuito, que guardes copia de tus contactos, fotos y archivos en la nube. Con esta copia de seguridad adicional tus datos estarán blindados.

Filtros activos

No te quedes sin espacio en tu teléfono o tablet nunca más.

Si detectas que tu móvil se ralentiza, que hay aplicaciones que no funcionan como lo hacían anteriormente, es posible que sea por no disponer de espacio suficiente en el terminal. ¿Qué podemos hacer en estos casos? Añadir una tarjeta de memoria es la solución más inmediata. Podremos pasar archivos, fotos y videos, liberando espacio en la memoria interna del terminal para poder dejar así el espacio libre que necesitan las actualizaciones del sistema operativo y de las aplicaciones. Así el teléfono volverá a su funcionamiento habitual (por supuesto siempre que cuente con suficiente memoria interna para estas necesidades mínimas).

MUY IMPORTANTE: asegúrate, cuando instales la tarjeta micro sd que sea el lugar de almacenamiento por defecto. Si tienes suerte el terminal o te preguntará o lo definirá así automáticamente. Pero en caso contrario si no tienes en cuenta lo que te indicamos, puedes tener la sd instalada pero sin uso. Dependiendo del terminal esta opción puede estar explícita en ajustes o no, en el apartado de almacenamiento, verifica que almacenamiento por defecto sea la tarjeta sd. En algunos terminales, normalmente los más antiguos, esta opción no estaba disponible, y nos tenemos que conformar con ir pasando los archivos manual y periódicamente con una app de gestión de archivos. No hay otra alternativa en estos casos, pero mejor esto que tener un móvil lento como un caracol.

También tienes a tu disposición pens con conexión directa a tu terminal (otg), tanto si su conector es micro usb, tipo C o lightning. Mediante la aplicación de gestión de archivos que tengas preinstalada en el móvil o una aplicación del pen gratuita podrás mover archivos de un lado a otro sin problemas. Si la app de gestión de archivos que tiene tu equipo por defecto no te gusta, en el play store – app store podrás encontrar apps gratuitas para esta función, eso sí, tendrás que soportar y tener cuidado con la publicidad que llevan implícitas.

En el caso de los dispositivos apple (iPhone y iPad), que no admiten micro sd, tendrás que ir a la opción que acabamos de explicar o trabajar con icloud (la nube de apple). Dispones de 5 Gb gratis, que es muy poco si quieres guardar fotos y videos. Actualmente por 1 € al mes te ofrecen 50 Gb, lo consideramos un precio muy ajustado. Ten en cuenta que si tu dispositivo apple es de 16 o 32 Gb, automáticamente cuando contrates los 50 Gb de icloud pasarás a tener 50 Gb disponibles (se autogestiona de forma que aunque la capacidad física sea menor, puedas llegar a emplear los 50 Gb en tu dispositivo, elimina archivos del equipo que siguen estando en la nube, cuando los utilices no notarás ningún cambio, siempre que tengas un buen acceso a internet).

El tener la información en un dispositivo de memoria externa siempre es una medida de seguridad, es más difícil que se dañe la tarjeta que el terminal por una caída por ejemplo, o por humedades. Pero como ya decíamos, además de las soluciones físicas emplea las que tienes disponibles en la nube, guardar contactos, fotos y archivos es gratuito (hasta cierta capacidad) y relativamente sencillo. Todo es ponerse a ello.

Mucha gente lleva en estos dispositivos un kit de información personal que puede ser de utilidad en cualquier momento: DNI, tarjeta seguridad social, CV, copia de billetes de viaje, música preferida... En resumen, archivos que en cualquier momento puedes necesitar y sacarte de un apuro.

Ahora que estamos decididos a emplear un tarjeta micro sd queda elegirla. Existen de varias capacidades y velocidades. Pero no te preocupes, la elección es muy sencilla. En cuanto a la capacidad va aumentando en múltiplos de 2: 16, 32, 64, 128 Gb son las que más se venden en la actualidad. Con el tiempo las de menor capacidad no bajan de precio, en cambio las de mayor sí y nos encontramos con que las pequeñas se van retirando del mercado. La gente nos sigue pidiendo micro sd (también válido para los pens) de 4 y 8 Gb porque no necesita más, y lo entendemos, pero podemos encontrarnos hasta que son más caras que las de 16 Gb. No tiene sentido, pero así es. De ahí que nosotros mismos nos encarguemos de retirar aquellos equipos con peor relación capacidad-precio.

Para que te orientes te recomendamos micro sd de 32 o 64 Gb, las de 16 Gb también son una opción válida pero por poco precio más tendrás de 32. Y las de 128 todavía están a un precio alto, por lo que si no es necesario y puedes apañarte con una de 64 ahorrarás bastante en la compra.

En cuanto a las clases hacen referencia a la velocidad de transmisión de datos entre la tarjeta y el dispositivo. Las de clase 4, aunque se siguen vendiendo en algunos sitios, las consideramos obsoletas, y las que se están empleando son de clase 10 (velocidad de escritura 10MB/s).

Otra consideración importante es no utilizar tarjetas micro sd de terminales antiguos en el nuevo. Muchas veces por inercia al cambiar de móvil sacamos la sd al igual que la sim y las cambiamos tal cual. Podemos encontrarnos con varios problemas: que la sd sea de una clase o capacidad obsoleta o que tenga algún archivo del terminal anterior que nos genere conflictos con el equipo nuevo. De ahí que lo primero es asegurarnos que la sd es válida y en caso afirmativo pasar los datos a un pc y formatearla. Así la podremos utilizar sin problemas.

En cuanto a elegir el pendrive perfecto, hemos de tener en cuenta los mismos factores para que nos sea lo más útil posible. Capacidad y velocidad de transmisión. El criterio para elegir en función de la capacidad es el mismo que para las tarjetas. En cuanto a la velocidad de transmisión de datos los estándar usb 2.0 ya se están viendo sustituidos por los 3.0 (velocidad de transmisión de 5 Gbps) e incluso ya disponemos de algún 3.1 (velocidad 10 Gbps). Pero también es cierto que en el uso del día a día tampoco es tan determinante el que sea 2.0 o superior, pensamos que en las tarjetas micro sd sí que se nota más.

Si elegimos la versión 3.0, tendremos que comprobar si los puertos USB dónde vayamos a conectarlos son compatibles con esta velocidad para tener el máximo rendimiento. Si es menor podremos emplearlo igualmente, pero a la velocidad inferior de que disponga el equipo.

Adicionalmente al elegir pen podemos elegir el material del que están hechos (plástico, metal,...), si son retráctiles o con capucha o sin protección, si disponen de gancho para el llavero y por supuesto también elegir el tamaño físico (hay gente que los quiere grandes para no perderlos y otros pequeños para que no molesten).

Y si tienes un compromiso y no sabes que regalar te damos una idea muy original y a la vez muy práctica. Sabemos por las tiendas físicas que acertarás seguro con este regalo: pens de silicona con las formas más variadas y divertidas. Podrás regalar tortugas, claves de sol, botellas de vino, abejas, bebes, piezas de Lego, bolos, búhos, cámaras de foto, cerditos, tableta de chocolate, elefantes, galletas, guitarras, hamburguesas, langostas, lápices, mandos de coche, loros, mandos de videoconsola, mariquitas, metralletas, micrófonos, monitos, muñecas, patines, perros, piñas, pingüinos, piratas, ranas, ratitas, renos, sandías, Vespas, taladros, taxis, tiburones, tigres, unicornios, Mickey, Minnie, Donald, Daysi...

Vaya tostón te hemos soltado, pero no queríamos dejarnos en el tintero ninguna información que te pudiera ser de utilidad y ya sabes, si necesitas algo más estamos a tu disposicion, tenemos lo que buscas ¿te ayudamos?